¿Qué quieres buscar?

jueves, 21 de julio de 2016

Andainas de Pokemon Go por Coruña

Konnichiwa!!

Hoy vengo a contaros una anécdota que nos pasó a mi y a una amiga mientras estábamos con el Pokemon Go.
Ayer habíamos quedado para ir a la feria medieval que se hace en Coruña durante estos días. Cuando nos reunimos y nos enteramos ambas de que jugábamos al Pokemon Go (y que estamos en el mismo equipo. Arriba Equipo Valor!!!), también decidimos aprovechar para enseñarnos lo que ya sabíamos la una a la otra y capturar a algún que otro Pokemon.

Con esto, nos dirigimos a uno de los parques más concurridos de Coruña: los jardines de Mendez Nuñez. Como yo también juego a Ingresa, sabía que por allí hay un montón de portales y, por tanto, Pokeparadas. 

Nos sentamos en un banco junto al único gimnasio de la zona, para probar suerte, aunque luego nos fuimos porque estaba por encima de nuestras posibilidades. Pero antes pudimos comprobar que hay más gente de la que parece jugando a esto, pues en el rato que estuvimos vimos a dos que estaban de paso, pero obviamente entrenadores, y a otro (que debía de estar combatiendo) dándole como un poseso en la pantalla como si le fuera la vida en ello. Y de esto pudimos darnos cuenta gracias a unas indicaciones que me diera un amigo, y que no fallan:

  • Si están con un solo dedo, lanzándolo hacia adelante, están jugando a Pokemon Go.
  • Si están con los dos pulgares, es que están con el Whatsapp.
He de admitir que antes de que me lo dijera, no me había dado cuenta de ello. Ahora los veo por todas partes xD

Por último nos fuimos a la zona arbolada de los jardines. A nuestro paso nos encontrábamos grupillos a los que nos decíamos: "Estos están con Pokemon. Y aquellos. Y esos." Y cuando llegamos a lo más 'profundo'...

En esta parte hay una gran fuente y una pequeña explanada donde se celebra los macrobotellones de la ciudad. Pues imaginaos nuestras caras cuando vimos toda esa zona llena de grupos (y algún solitario) cazando Pokemons; y como había tres pokeparadas con cebos cada una, la abundancia de Pokemons era increíble, lo que explicaba la multitud que había allí.

Debido a esto, bautizamos a esta zona como el "Central Park coruñés", por su semejanza con su homónimo estadounidense ya tan conocido. 

Al final decidimos unirnos a ellos, siguiendo a lo nuestro y riéndonos ante los comentarios que soltaban los jugadores cerca nuestra, pues aun no nos creíamos que pudiera haber un sitio que reuniera a tanta gente así en Coruña.

Pero valió la pena, porque yo me agencié  de un Charmander, el cual llevaba tiempo queriendo conseguirlo. Y un Eevee, lo que me alegra aún más!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario