¿Qué quieres buscar?

lunes, 25 de mayo de 2015

Expotaku 2015

Konnichiwa!
Este finde fue la Expotaku aquí en Coruña y acá estoy contaros algunas cosas interesantes que me pasaron...
Primero os quiero mostrar una de mis nuevas adquisiciones: es mi nombre escrito en japonés. Y no por un aficinado, sino por una nativa.



Y no sabéis lo útil que me resultó después... El evento era en un recinto cerrado y bajo techo, donde había un montón de gente. Ya sabéi cómo acaban estos casos: una sauna a nivel industral. Mientras esperaba a que la tinta del abanico se secara, aproveché para airearme con él. No existe mayor delicia que existe... aah...

El domingo es gratis la entrada para los cosplayers. Mi hermano y yo fuimos los dos de Link (alguno ya nos llamaba Link niño y Link adulto). Imaginaros lo bien que estaban hechos los trajes que no podíamos dar tres pasos o girat una esquina sin que alguien nos parara al grito de "Puedo sacarme una foto contigo?" Al final fueron una veintena de fotos (y sin exagerar) en siete horas que me pasé por allí. Incluso hubo un niño (un mini Darth Vader) que me llegó a preguntar donde comprara los cosplays. Me dolió la cara que puso cuando le dije que eran hechos totalmente a mano. Lo siento mucho por romperle la ilusión...

Pero eso no fue lo mejor del día. Cuando estaba descansando con unos amigos del ajetreo de por allá, se me acercó un tipo que se quedó prendado  de mi cosplay, tanto que lo primero que me preguntó fue si mi espada maestra era resistente (quería batirse en duelo conmigo). Al ser de cartón ya le dije que de resistente nada, así que el pobre se fue un poco desilusionado. 

Lo primero que pensé fue que era un tipo bastante raro: se me presentó con una reverencia y llamándome "Querido Link", y luego estaban sus modales demasiado corteses a la hora de hablar y moverse. Intenté discernir de quién iba cosplayado, y en un principio que iba de algún anime donde hubiera ballet por las pintas que llevaba (camisa holgada y pantalones pitillo ajustados). 

Más tarde salí para ver un partido de Quidditch (que al final no hubo). En la salida me encontré con un cosplay que me encanta: el mago Howl, del Castillo Ambulante. Fui a pedirle para sacarse una foto conmigo y anda con el karma! A que no adivináis quién era? El mismo tipo que se me había presentado antes mientras estaba descansando. Anonadada me quedé, y ya cuando me dijo "Oh, pero si es mi querido Link" ya me confirmé a mi misma que había clavado al personaje a la perfección (esto lo entenderán aquellos que hayan leído/visto El Castillo Ambulante).

Hasta para sacarse la foto lo clavó. Fue a preguntarle a un fotógrafo profesional que había por allí cual era el mejor sitio para, y cito textualmente, " que mis rasgos salgan perfectos y los ojos me brillen". Imaginaros mi cara, porque no tenía precio. Y las fotos geniales gracias al consejo del señor este. Un momento inolvidable. :3 De hecho aun me río al pensar en ello. Es que, dios, estaba que creía que eran alucinaciones mías! Ojalá me lo vielva a encontrar en otra ocasión... 


Ciao
Akatsuki

No hay comentarios:

Publicar un comentario