¿Qué quieres buscar?

lunes, 16 de marzo de 2015

Menos mal que ya se acaba todo

Konnichiwa!
A víspera del último examen del trimestre (y del curso) ando con los nervios crispados. Y, aunque parezca mentira, no es por el examen en sí, sino por el trabajo grupal que debemos entregar junto al examen.

El caso es que el trabajo se supone que ya estaba listo y requetelisto desde el jueves y solo quedaría echarle un vistazo por si tal, así como mandarlo a imprimir y encuadernar. Y digo se supone porque ayer me llevé una sopresa.


A las 8 de la tarde estaba terminando de estudiar el temario para el examen cuando miré la hora que era por el móvil. Tenía unos whatsapp del grupo de trabajo y los leí. Y ahí empezó mi crispación. Las dos chicas con las que hago el trabajo comentaban sobre hacer unos cambios en el mismo... bastantes a decir verdad. Me quedé alucinando. Tuvieron desde el jueves (JUEVES!!) para mirarlo y no se les ocurrió mejor cosa que hacerlo el domingo (DOMINGO!!) a las 7 de la tarde. Yo me pregunto que tan ocupadas estuvieron de jueves a domingo, porque a mi me dio tiempo para mirarlo y remirarlo, estudiar y hacer otros asuntos personales. En fin, que a mi me tocó retocar la portada e imprimirla porque a una no le gustaba ue nuestros nombres estuvieran en la misma, cuando el jueves estaba encantada de ella.

Y aun hoy están añadiendo más cosas que no les dio la gana de hacer antes. Sin olvidarnos, además, de que hay que imprimirlo y llevarlo a encuadernar... si acaba dando tiempo menudo milagro. Se supone que ellas se jactan de ser personas muy responsables, pero ya veo que no (de las tres, yo soy la más joven; ellas rozan los treinta) En todo caso, como son cambios a hacer en sus partes a mi no influye, pero aun así me crispa.

Es la primera vez en mi vida que me pasa algo así. Anonadada me hayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario