¿Qué quieres buscar?

martes, 23 de diciembre de 2014

La Guerra de los Churros

Konbanwa!
Ayer inauguraron en el pueblo de al lado, Meicende, el nuevo centro social, para lo cual hicieron una recepción con diversas actividades para conmemorar el acontecimiento. 


Por la tarde (que es cuando yo fui), había chocolate con churros y allá que fui con mi hermano y unas amigas. Fue un caos total: para empezar el chocolate te lo tenías que ir a buscar tu misma (y jugarte el pellejo en el intento) y con los churros... solo decir que por nuestra mesa pocos platos traían, a no ser que los llamáramos previamente.

 Y ahora empieza lo divertido. En nuestra mesa estábamos tres adultos (mis amigas y yo) y cuatro niños. En las bandejas venían 6 churros. No, el problema no era el como repartirlos, sino el evitar que otra gente nos los robaran. Y aquí entra en escena a la que yo he denominado la "Señora de los Churros" (estoy viendo el Señor de los Anillos ahora y se me ocurrió esto xD), quien inició la inolvidable Guerra de los Churros.

El caso es que con cada plato que llegaba, la señora alargaba el brazo y se lo llevaba para compartirlo co  em resto de su séquito, dejándonos a nosotros sin nada que llevarnos a la boca. El caso es que para cuando llegó el segundo plato iniciamos nuestro contraataque: tan pronto llegaba, las de los extremos cogíamos mínimo dos churros cada una. Funcionó, hasta que la señora volvió a atacar llamandanos "mal educadas". Os imaginais nuestra cara, ¿verdad?  Quedamos alucinando ante la  hipocresía de la mujer, ya que fue ella quien empezó robando sin preguntar antes, sabiendo que había niños que se estaban muriendo por comer los churros.

En fin, al final ganamos nosotros y la señora desistió de su ataque (¡Hurra con la Comunidad!).

No hay comentarios:

Publicar un comentario