¿Qué quieres buscar?

domingo, 19 de mayo de 2013

Eurovisión

Konnichiwa!!
Ayer, como todos sabreis, fue la gala de Eurovisión en Malmo (Suecia). Y como todos los españoles sabreis, hemos vuelto a quedar en la cola. Con ocho puntos, y superando a Irlanda. A decir verdad, no me extraña.

No sé vosotros, pero me da verguenza pensar que la única canción con la tuvimos un poco de esperanza fue con el Chiqui-Chiqui del Chiquilicuatre (creo que se escribía así). En serio, me da verguenza. Pero aún me averguenza más el hecho de que cuando llevamos a una cantante, una mujer, hay alguna que más que cantar parece que grita. Y aqui me dareis la razón, fijo. Me da la impresión de que cantar algo banal con ritmo da bastante puntos. Mirad a los de Grecia con su "Alcohol is free".

Pensad en la canción del año pasado, Quédate conmigo de... ¿Pastora Soler? Bueno... Que levante la mano quien piensa que esta mujer cantaba decentemente. Ahora que la levanten los que creen que la tia parecía una histérica perdida. Cuando hagais vuestra elección recordad la letra, el ritmo y su volumen exagerado al cantar. No sé cuantas manos se levantarán de cada bando, pero en mi casa la levantamos por la segunda causa.

Y luego está la de este año, la de El Sueño de Morfeo, "Contigo hasta el final". Me da la impresión de que 3/4 de la canción se la pasaron gritando. Yo alucino. No es necesario cantar gritando, ¿o son imaginaciones mías? Lo que hay que ver (o mejor dicho oír). Cuando cantaron los demás... vale, alguno levantaría demasiado la voz en algún momento, pero no durante los tres minutos que se pasan en el escenario.

Ciao
Akatsuki

No hay comentarios:

Publicar un comentario