¿Qué quieres buscar?

viernes, 7 de octubre de 2011

Volando voy..

... volando vengo, vengo (8)
Y así es como se me ha pasado la semana. 
Konnichiwa, castilloarenenses!!!
Hoy hemos salido antes del insti (YUJU!!) ya que a última hora no apareció la de economía. Y también menudo plantón general le hemos dado al de filosofía:
     Toca el timbre y nos largamos. En clase quedamos los rezagados que o bien estábamos cogiendo unos apuntes de última hora que nos dejó el profe o bien estábamos preparados para poner pies en polvorosa. Entre unas y otras cosas, cuando quedábamos creo que unos seis en clase (Patri, Aída, David, Ángel, Sergio y yo) al de filo se le acuerda el que debíamos de darle un trabajo que nos dio el lunes. Mientras los demás "entretenían" al profe, Ángel y yo decidimos (no conjuntamente) salir de la clase sin ser vistos. La razón es simple: no queríamos entregarle el trabajo por que a saber que llega a hacer con él. Al final solo lo entregaron los otros cuatro que dejamos abandonados en clase.
Una vez todos abajo, Silvia, Menchu, Alba y David decidieron irse a la biblioteca mientras esperaban al bus (1 hora esperando). Sergio, Ángel y yo entramos y salimos en un visto y no visto: entramos para informarnos de cuando pasaba el bus y salimos para "dar un paseo" (todo esto en tiempo record): primero salió Ángel, luego Sergio y por último yo. ¿Las palabras de despedida?: Ángel nos abandona... y hasta Cris nos deja (Menchu)
El paseo acabó siendo una carrera contrarreloj para pillar un bus que no llegamos a alcanzar. En fin, que nos quedamos en la parada pensando que hacer: si esperar al siguiente que llegaba a las 2:30 (para eso nos quedábamos en el centro) o coger el móvil y llamar a nuestros padres para que vinieran a buscarnos. Acabamos escogiendo la segunda opción. Tras una larga espera, por no decir eterna, nos pasamos esperando y esperando y esperando y muchos más esperando hasta que llega la madre de Sergio y nos vamos.


A decir verdad, también estuvimos esperando casi toda la hora pero mejor que quedarse en la biblio, encerrado entre cuatro paredes, durante toda una hora muriéndose de aburrimiento...


Ciao
Akatsuki

No hay comentarios:

Publicar un comentario